Danzas tradicionales - Cantos y Danzas del Mundo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Danzas tradicionales

Danzas Circulares
 



Cada pueblo se expresa, en el ritual de su tradición, en su visión elevada de lo festivo y popular, con su original manera, con sus propias voces e instrumentos, en el mar endémico de sus compases y tonos: hacer del sonido el mayor y mejor arte.Las Danzas Tradicionales nos muestran las pasiones e idealización del pueblo que representa, danzar es el juego del juglar, es su texto y memoria. Todo es un tesoro de su tradición e historias. El danzar es infancia, es juego, diversión, fiesta. Remembranza de la juventud plena, la iluminación de la familia y la escuela, Concomimiento de países y orígenes, cultura y celebración con todos. Arraigos de cada uno de los pueblos. Se danza y se vive nuestra identidad social. Acceder a las danzas folklóricas es el aprendizaje de todos los lenguajes.

                       



Las prácticas de ” Danzas Circulares del Mundo” las inició Bernhard Wosien (1908-1986) quien fue bailarín, coreógrafo, maestro de danza y artista plástico. Nació en Passenhien, al Este de Prusia, Alemania. Estudió Teología, Danza, Historia del Arte y Pintura en la Universidad de Bresalau y en la Academia de Arte de Berlín. Fue maestro de Ballet y primer bailarín de algunas producciones de danzas clásicas de Alemania.
Desde los ´60 Wosien estuvo intentando restituir los primeros movimientos simbólicos de las danzas, empezando a recopilar Danzas Folklóricas y Étnicas de algunos países del hemisferio norte. Iniciaba una nueva etapa de su trabajo: “La Danza Sagrada” o “Meditación Danzando”.
 
                      

                                  Bernhard Wosien und Friedel Kloke-Eibel
 
En los talleres nos acercamos a bailes de distintos tradiciónes.
Al reproducir una danza antigua griega, armenia, israelí, turca, gitana, americana, o algunas de más reciente creación, intentamos sentir como el otro distinto a nosotros por su idiosincrasia geográfica, racial o cultural, pero idéntico a nosotros en tanto ser humano. Tanto las canciones como las danzas y la música en general –y toda forma de arte- nos permiten estar en contacto vivo con la humanidad toda. La danza comunica, sana, transforma, recrea, llena el alma, compartiendo la eternidad, apenas recortada en un tiempo y un espacio presentes.
Nos gusta apropiarnos (en el buen sentido) del mundo, conociendo músicas y danzas de muchos países. Creo que esto nos ayuda a conectar con las raíces comunes entre todos los seres humanos, independientemente del punto geográfico en el cual hayamos nacido: podemos llegar a sentirnos ciudadanos del planeta, nuestro país: La Tierra.

                             


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal